domingo, abril 27, 2008

Adios, hermosa.



Finalmente las colinas dejan de observar
ellas solian amar con mucho que perder
blindaron su vista solo un momento,
y ya todo estaba en ruinas.

Cierro mis ojos buscando redencion,
buscando quitar tu mirada de mi,
porque ahora tus ojos me hacen daño,
algo que nunca pense fuera a ocurrir.

Espero entiendas, no es nada personal,
es solo que ya no puedo verte como alguna vez lo hice,
solo un instante en que cerre mis ojos
y pusiste mi rostro en rojo con mi propia sangre.

Como una soga alrededor de mi corazon ahogado,
la eternidad se aleja una vez mas,
mientras siento las campanas de funeral cada vez mas fuertes.

No es el arbol el que abandona las flores,
sino la flor que abandona el arbol,
Algun día aprendere a amar estas cicatrices,
aun frescas con la espada roja-furiosa de tus palabras.

Alguna vez escuchaste lo que dije?
Alguna vez leiste lo que escribi?
Alguna vez escuchaste lo que tocamos?
Alguna vez dejaste lo que el mundo decia?

Llegamos tan lejos, solo para sentir tu rabia?
Jugamos solo para ser peones en el juego?
Como tan ciega puedes ser, no lo ves?
Elegiste el camino largo, pero te estare esperando.

Adios, adios hermosa.
adios, adios hermosa.

Muere, muere hermosa.





*************************************************************************************

1 comentario:

Chugo dijo...

que duras son las despedidas....