domingo, abril 12, 2009

Hojas de Otoño



Como un lago sin agua, una melodia sin ritmo, una tonada sin voz, como una flor sin petalos, como una hoja de otoño. Algo sin sentido ni razón de existir, solo dejar un breve recuerdo, que quizas ni para eso alcanze; quizas solo un nombre, una idea, un pensamiento. Alguna vez tuve esa idea, de ver mi amor crecer en un pozo de sueños, rodeado de ilusiones y esperanza. Hoy, sin embargo, solo veo una lluvia de desilusión, roja y furiosa, que ahoga mi pozo, antes cristalino, de sueños; los árboles siempre verde que alguna vez adornaron su orilla, hoy son solo troncos fríos sin vida, mientras los restos de las hojas yacen inertes en el piso. Observo una y otra vez la imagen, sin comprender el cambio que ha ocurrido. ¿En qué momento deje que esto ocurriera? ¿De qué forma puedo hacer reaparecer mi Sol? Es tanta la desolación que crece en mi alma, que la felicidad que alguna vez hizo crecer todo esto, pareciera que ni siquiera hubiese existido. Tal como si fuese una hoja de otoño, siento que mi alegria y felicidad van cayendo, de forma lenta pero continua, ya sin nada que pueda evitarlo. De pronto veo tu rostro, sí, el tuyo, sonriendome a la distancia, esa sonrisa que me levanta y despierta. De pronto veo un rayo de luz, intento ver el origen y son tus ojos los que con su brillo alumbran mi alma desierta. Sin embargo, no logro evitar mi caida, a pesar de recibir tu luz, la caida es inevitable. La tristeza y desazon cubren mi rostro, mis ojos practican soltar una lágrima. Cuando estoy a punto de golpear el piso, algo en él me llama la atención. Veo algo verde, en gran contraste con el marron y el negro que predomina en este lugar. Entonces me doy cuenta que en realidad, la hoja que iba cayendo no era mi alma, sino que era el amor que sentía por ella. Y tenía que dejar que aquel amor muriera, para que naciera la alegría que tu siempre me ofreces.






********************************************************************************

Para ILU; con todo cariño.

Porque ya eres mi Sol.

*********************************************************************************

jueves, abril 09, 2009

This Dying Soul (Esta alma moribunda)



Veo tantos caras, tantos rostros, estos me devuelven la mirada, pero con ojos con una mezcla de preocupación y temor. Se dan cuenta del estado de mi alma. Es tan fuerte esta sensación que se expresa con fuerza y se hace evidente ante cualquiera. Todo es mi culpa, por hacerte una parte tan importante de mi. Los ruidos y sonidos ya no me llegan, se sienten tan lejanos, las voces que no sean la tuya pierden importancia, y solo las puedo observar mientras sus labios se mueven, sin escuchar palabra o sonido alguno. Sigue siendo mi culpa, por dejar que fueras el control de mi animo, a pesar de que nunca optaste por eso, ni mucho menos lo aceptaste. Incluso ahora que soy más parte del problema que de la solución, siento que las emociones se ocultan, y caigo más profundo en la oscuridad. Si solo alguien me pudiera ayudar, a buscar una solución, una forma de derribar esta pared, que me bloquea incluso la luz. No me gusta este sentimiento, es como convertirse en piedra, mientras mi alma se desvanece poco a poco. De seguro me ves tan fuerte, pero por dentro estoy destrozado. Siento que pierdo todos mis instintos, uno a uno, sin vuelta atras. Creo que ya es muy tarde para mi, con cada momento menos que comparto contigo, estas paredes se hacen más gruesas, haciendo aún más pequeño el espacio que ocupa mi alma. Ya no puedes ni ver el dolor que se oculta en mi sonrisa, a pesar que ya todo el resto del mundo puede ver mi pesar. Con cada segundo que pasa, sé que es un segundo más cerca al último que compartire. Sé que al final de estra travesia; cuando finalmente tu camino se separe del mio, mi alma moribunda dejara de existir, y finalmente descansara, porque eres tu la que hace que mi alma aún exista, y sin tu presencia, finalmente perecera.





************************************************************************************