jueves, agosto 30, 2007

metro


Primera estación, y te descubro. infinita belleza, ojos penetrantes. mis ojos quieren mirar pero no se atreven.
Segunda estación, sigues ahi, a tan pocos metros de distancia pero tan lejos en tus pensamientos.
Tercera y cuarta estación, ya mis ojos te observan, ya no pueden despejarse de ti. Te miro y miro, pero tú aún no me observas.
Quinta estación, por fin me ves, te das cuenta que te veo, esquivas la mirada. Para estar segura me miras otra vez, y sí, aún sigue observandote.
Sexta y septima estación, busco más y más tus ojos, que me cuentan historias de soledad, las mismas que tengo en los mios. Te busco para compartirlas los dos juntos, para dejarlas atras, pero te intimidas y me esquivas de nuevo.
Octava estación, tu estación. Sin mirarme buscas las puertas, mientras mis ojos te observan ya desconsolados. Te comienzas a perder entre la gente. Cuando quedo sin esperanzas, te volteas, me miras y sonries, ¿Por qué esperaste tanto para verme? Mientras desapareces por la escala, yo me hundo en el hoyo negro que me absorbe, y me lleva a la siguiente estación.............

miércoles, agosto 29, 2007

luz de luna


Amigo y amante recorren los mismos caminos, disfrutan las mismas cosas, siempre a la luz de la luna.

Rozan la misma mujer, que los conduce por caminos dulces a uno, por tortuosos al otro.
Observan las mismas cosas, pero las interpretan de distinta manera. Uno es solo felicidad, mientras el otro solo es oscuridad.
Amigo y amante es uno solo, pero vive en dos tiempos distintos. Amigo quiere eliminar a amante, a la vez que amante se deja eliminar.
En una noche de eclipse lunar, aprovechando la ausencia de la luz lunar, amigo finalmente elimina a amante, sin darse cuenta que junto con amante también desaparece él.

Hoy, de los dos solo quedan recuerdos, mientras que el cuerpo sigue vivo, ahora a cargo de venganza. Siempre......... A la luz de la luna.